La tradición hecha plato

La constancia es la mejor maestra y en la Bodega La Rambla, llevan más de setenta años de constancia, trabajando cada día en el mismo plato, en como mejorar cada uno de sus ingredientes, trabajando en la calidad de su servicio, en como cuidar cada uno de los detalles del entorno, más cómodo, más cálido, más actual, pero con el encanto de lo de antes, convirtiendo el habitual plato de tapéo de nuestra isla, el Variat, en una tradición.

Si no has probado su Variat no puedes entender estas líneas.

 

web  |  facebook |